ALARGAMIENTO DE PENE

Es un procedimiento quirúrgico que tiene como objetivo final el aumento de la longitud del pene. Comúnmente se asocia con otros procedimientos genitales estéticos como pexia de pubis, liposucción de la región genital, plastia peno-escrotal y el aumento de dimensiones del glande, pero en forma más importante junto con el aumento del grosor del pene.

 

Es importante primero conocer la anatomía de la región genital. Se tiene por lo general un ligamento suspensorio único que une la porción interna del pene con el hueso del pubis. En ocasiones podemos incluso delimitar un ligamento superficial o infundibular. Al realizar la sección del mismo hasta el límite de los vasos prostáticos, ya sea con láser o electrocauterio nos permite realizar un “deslizamiento” anterior de la porción interna del pene y de esa forma acentuando la longitud y estética del pene. El grado de longitud obtenido depende de la longitud del ligamento en sí y del ángulo en relación al hueso del pubis. Nos podemos dar una idea de la longitud que vamos a obtener, pero como es una estructura profunda en los tejidos, no hay consistencia. Solo a través de la valoración clínica con la experiencia del cirujano y la palpación del mismo podemos inferir las dimensiones al final del procedimiento. En términos generales el resultado es de 3 a 5 cm mayor sobre la medida previa el estado flácido con cierta influencia en el estado erecto de aproximadamente un 40%.

 

El corte del ligamento en si es inofensivo para el cuerpo y se caracteriza por muy poca molestia durante la recuperación. Si buscamos una recuperación más rápida de lo habitual acortando los periodos de recuperación para que el paciente se reincorpore a sus actividades cotidianas, se recomienda el uso de Laser de ultima generación. Esto se acompaña durante la cirugía de una mínima cantidad de perdida sanguínea y mínimo dolor por la reducción en el nivel de inflamación de tejidos. Al realiza el corte del mismo, no estamos comprometiendo la capacidad de erección ni el ángulo de erección del paciente. El “sostén” o anclaje del pene hacia el cuerpo no es el ligamento suspensorio.

 

El uso de aparato “extensores” del pene como por ejemplo sistemas de tracción o bombas son recomendados, aunque no la regla. Estos se utilizan para prevenir la retracción normal de los tejidos en periodo de sanación y de esa forma garantizar el resultado de la cirugía. Estos aparatos por si solos únicamente prometen resultados increíbles y no realistas. Solo se deben de usar para buenos resultados junto con la cirugía.

 

Antiguamente se utilizaban espaciadores entre los dos extremos del ligamento seccionado con resultados satisfactorios sin olvidar que no es un tejido propio. Actualmente se realiza la reubicación de tejido propio con suturas específicas “fascia perióstica” y de esa forma interponer tejido propio sano para no tener retracción posteriormente.

 

La capacidad de erección, fecundación, excitación, orgasmo son exactamente los mismos, pero con un aspecto estético mejorado que siempre mejora la versión de ti.