FRACTURA DE PENE

Es una lesión que provoca la ruptura de una de las capas que envuelven el pene (túnica albugínea) generalmente en estado de erección. Se realiza una acción forzada en el 30-50% de los pacientes durante la penetración. Como resultado se pierde la erección y se inflama debido al hematoma. Las complicaciones tardías como deformidad, curvaturas en erección, dolor en las relaciones sexuales, impotencia y la imposibilidad de mantener el acto sexual son frecuentes.

 

Las medidas inmediatas van enfocadas a disminuir el grado de inflamación y las repercusiones a mediano y largo plazo.

 

Si la lesión está instalada el paciente debe de someterse a una penoplastia de corrección de longitud y angulación para mejorar el estado de flacidez y erección, aunado al uso de factores de crecimientos activados derivados de plaquetas intralesionales y otras terapias de última generación.